Cat / Esp / Eng
Esteu aquí: Inici Noticias La aventura detrás de las aventuras de Tadeo Jones

La aventura detrás de las aventuras de Tadeo Jones

Alfonso Moliné ha escrito para Animac este artículo sobre el fenómeno de la gran pantalla ... Tadeo Jones. La sorpresa, o no, del cine de casa

Cuando Enrique Gato (Valladolid, 1977) ideó en 2001 a Tadeo Jones, no podía imaginar la espectacular carrera que le esperaba a lo que, a primera vista, aparentaba ser poco más que una parodia-homenaje de Indiana Jones. Mientras cursaba estudios universitarios de ingeniería técnica informática, ya creó sus primeros cortos de animación por ordenador. Tras colaborar en el campo del videojuego en las empresas Pyro Studios y Virtual Toys, el joven creador, insatisfecho con las animaciones un tanto estáticas logrados en sus cortos anteriores, buscaba idear un personaje que le sirviese de aliciente para experimentar y desarrollar sus destrezas como animador -sin prevenir todavía en qué soporte acabaría utilizándolo, ya fuese un corto o un videojuego- y de ahí que eligiera a una figura con posibilidades infinitas de movimiento como lo era un aventurero al estilo de “Indy”. No obstante, Tadeo Jones todavía habría de esperar algún tiempo para ser presentado en sociedad.

Al enterarse que el productor Nico Matji iba a lanzar una película basada en Super López, Gato, gran admirador de este personaje creado por el mítico historietista Jan, se puso en contacto con él para ofrecer su colaboración en el proyecto. Aunque dicho proyecto no llegaría a levantar el vuelo, la alianza entre Gato y Matji daría sus frutos, al ver la luz en 2004 el primer corto de Tadeo Jones, que le valdrá a su director 65 premios nacionales e internacionales, incluyendo el Goya al mejor corto de animación, y al cual seguirá en 2007 Tadeo Jones y el sótano maldito, que le supondrá nuevamente una treintena de galardones, entre ellos una vez más el Goya. Asimismo, Tadeo ha llegado a dar el salto de la pantalla al papel, habiendo protagonizado un par de cómics realizados precisamente por el citado Jan, lo cual no es en absoluto una coincidencia, ya que Gato le encargó especialmente la adaptación en viñetas de su personaje.

Con este apreciable curriculum a sus espaldas, Tadeo Jones y su creador ya estaban maduros para vivir la aventura del largometraje. Una aventura que ha supuesto cuatro años de trabajo, un presupuesto modesto -8 millones de euros- y un equipo de cerca de 70 personas, todo lo cual ha dado como resultado la cinta que ahora comentamos; un resultado que puede calificarse de más que satisfactorio. Desde que en 1997 se estrenara el primer largometraje de la animación española realizado con ordenador, Megasonics, de Javier González de la Fuente y José Martínez Montero, es ya importante el número de largos hechos en nuestro país con esta técnica, algunos de los cuales han alcanzado un nivel técnico notable, una importante difusión internacional y varios galardones, como El bosque animado (Ángel de la Cruz, 2001), El lince perdido (Raúl García y Manuel Sicilia, 2008) o Planet 51 (Jorge Blanco, 2009).

Las aventuras de Tadeo Jones sigue el rastro de las citadas obras, contando con los ingredientes necesarios para ganarse el favor del público: una animación más que correcta, escenas de peligro que avivan el suspense al espectador… y personajes con “gancho” capaces de ganarse el afecto de este último, desde el héroe titular hasta su compañera, Sara, pasando por el animoso guía autóctono Freddy y las dos mascotas de Tadeo, el “galletófilo" perro Jeff y el locuaz -pese a expresarse exclusivamente a base de carteles- loro Belzoni. Como guinda en el pastel, la película cuenta con unos títulos de crédito impecablemente elaborados por Guillermo García Carsí, el creador de ese icono global que es Pocoyó, en su nueva productora El Señor Studio; así como un par de breves pero deliciosas secuencias en animación 2D a modo de insertos, obra de Headless Productions, el estudio liderado por Víctor García y Adrià Maldonado, los directores del aclamadísimo Nocturna.

Pero hay otro ingrediente más que otorga a Las aventuras de Tadeo Jones un sello totalmente propio: el carisma de su protagonista. A pesar de que, lógicamente y teniendo en cuenta la potencial difusión internacional de la película, el decorado urbano donde transcurre la primera parte de la misma podría ser tanto Madrid como Nueva York, Tadeo Jones es una figura que no es infrecuente en el cine español: el personaje levemente cazurro, aunque bienintencionado -en la línea de, por ejemplo, un Alfredo Landa- que, un poco por casualidad y a pesar de sí mismo, se ve involucrado en una situación de alta responsabilidad -en este caso, su oportunidad de participar en la expedición a Perú en sustitución del accidentado director del museo- y que, contra y viento y marea, logrará salir adelante gracias a su empeño y/o el apoyo de sus compañeros/el azar/una combinación de todo ello. En este sentido, y pese a su citada vocación de producto para ser exportado a todo el mundo, Las aventuras de Tadeo Jones no oculta sus propias raíces; contrariamente a, por ejemplo, Planet 51, que aun siendo de factura española, se esforzaba por parecerse a una producción netamente “made in USA”.

Estrenada el pasado 31 de agosto tras una notable campaña de promoción, Las aventuras de Tadeo Jones se clasificó inmediatamente en el primer lugar del box-office, permaneciendo en el mismo durante varias semanas, yendo en camino de convertirse en una de las películas españolas -animadas o no- más taquilleras de todos los tiempos... sin contar su recién iniciada carrera internacional, la cual ha tenido la República Popular China como primera etapa, donde una vez más ha triunfado en la taquilla, mientras que la mayoría de los demás países del orbe se preparan para acoger las hazañas de Tadeo -o Tad, como ha sido rebautizado en inglés- en sus pantallas a lo largo de los próximos meses. No está nada mal para un humilde albañil convertido en vedette a nivel mundial... por lo que no nos queda más que desear nuevos éxitos a Enrique Gato y su equipo quienes, de hecho, ya están planeando un Tadeo Jones 2, cuya acción tendrá lugar (acaso no será casualidad) en China. La aventura, por tanto -y nunca mejor dicho-, continúa.

Alfons Moliné


Facebook
Twitter
Instagram
YouTube
Vimeo
La Paeria - Ajuntament de Lleida

Subscriu-te a la NEWSLETTER ANIMAC!

Contacta

info@animac.cat
Tel/Fax: +34 973 700 325